La leyenda de Hércules

La leyenda de Hércules. Hércules es uno de los seres fundamentales de la mitología griega y romana, estos últimos que lo tomaron prestado de la griega haciendo unos cambios mínimos como en su nombre, sin embargo sus logros y su leyenda se mantiene, su grandeza no se pone en duda y es que como hijo de Zeus el dios supremo este estaba destinado a la grandeza. Aunque su vida estuvo plagada de desgracias provocadas por los celos de Hera por ser hijo de una de las aventuras de su esposo y hermano.

La leyenda de Hércules Mitología Griega

la leyenda de hércules

Hércules es hijo de Zeus y una reina humana lo que lo convierte en un semi-dios, en este sentido tenia habilidades muy superiores a los humanos destacando entre todas su gran fuerza, con la que logro hazañas increíbles, a pesar de todo Hércules fue un hombre relativamente normal, aunque siempre vivió el acoso de la diosa Hera el cual en su punto máximo lo llevo a la locura y al asesinato de toda su familia en sus propias manos, esto lo dejo muy mal y lo hizo exiliarse en las montañas.

Hércules fue al oráculo de Delfos y este le dijo que para limpiar sus pecados debía hacer 10 trabajos que le impondría el rey Euristeo, quien le había usurpado la corona, estos trabajos eran imposibles de realizar para un hombre normal y esa era la idea del rey ya que se negaba a entregar el trono cuando llegara el momento, por eso le otorgo a conciencia trabajos que se sabía que nadie podría realizar 10 de ellos, aunque por consejo de Hera el rey le descontó luego de terminados dos por lo que tuvo que hacer otros dos y esto lo llevo a llegar a doce el número de trabajos, numero legendario por la complejidad de estos. Los trabajos fueron:

La leyenda de Hércules el origen y sus hazañas

Matar al León de Nemea y despojarle de su piel.

Matar a la Hidra de Lerna.

Capturar a la Cierva de Cerinea.

Capturar al Jabalí de Erimanto.

Limpiar los establos de Augías en un sólo día.

Matar a los Pájaros del Estínfalo.

Capturar al Toro de Creta.

Robar las Yeguas de Diomedes.

Robar el cinturón de Hipólita.

Robar el ganado de Gerión.

Robar las manzanas del jardín de las Hespérides.

Capturar a Cerbero y sacarlo de los infiernos.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *